Qué sí, qué no y qué quizás del conflicto político venezolano del 2014

Qué sí, qué no y qué quizás del conflicto político venezolano del 2014

No hay cortina de humo que valga

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registró un promedio de 35 protestas diarias en el país, la estadística más alta de la historia y va medio año: hay un poderoso sacudón social y político en el país.

Hay dos Venezuelas distintas

Las protestas en todo el territorio, excepto la capital, son cotidianas. Ya no son noticia per se. La importancia está en la continuidad.

El Chavismo es más vulnerable que nunca

Hay un malestar considerable en los organismos del estado: Corpoelec, los Hospitales o Hidrocapital. Qué significa esto: que hay una gran cantidad de personas que dependen laboralmente del estado y, más allá de la manifestación de descontento, perciben que estas instituciones no están respaldadas por un poder como anteriormente fue; invencible.

No protesta Venezuela, protesta una parte de ella que no es mayoría

El debacle de la economía ha generado una conmoción profunda en las clases media baja, media, media alta y alta. Pero en la clase baja no: los recursos del estado se diluyen en ese sentido lo que neutralizará aún más la movilización social. Por otro lado, es una crisis que no afecta a las clase pobre y es esta, por su magnitud, la que tiene el poder de virar el curso de la política.

La herencia política de Chávez llegó a su fin

Con la baja afluencia a la votación interna del Psuv queda demostrado que la transferencia de poder a través de la herencia política desde Chávez a otros líderes oficialistas llegó a su fin.

Maduro sin respeto

La sociedad, tras el sacudón político de protestas, entendió que el mandato de Nicolás Maduro dista de ser lo intocable que fue el de Chávez.

La MUD: la gran culpable.

La MUD tiene, por la confluencia de partidos políticos, el poder de convocatoria más importante de la oposición. Pero su capacidad de orientación y liderazgo es errante, equívoco e inepto.

La MUD llegó a su fin

La MUD llegó a su fin por causas naturales, sin que haya reconocido en sí misma, ni la sociedad en ella, lo incompetente, infructuoso y acéfalo de su proceder.

La MUD fortalece al chavismo

Ninguno de los líderes políticos que se posicionaron en la oposición tiene la capacidad de orientar al país, ni despiertan la confianza de las masas, ni atraen al chavista moderado y, por el contrario, atrincheran al chavismo por la ineficiencia que demostraron.

Emergió un nuevo venezolano

La sociedad venezolana demostró ser, para que quede registrado en el nuevo concepto de su idiosincrasia: impasible, indiferente, conformista y sumisa.

No hay narrador que entienda esto

Los intelectuales, periodistas y las voces autorizadas de la cultura en nuestro país no saben leer lo que vivimos, no lo saben trasmitir, ni sintetizar, ni concluir.

El Movimiento Estudiantil envenenado

Los líderes del Movimiento Estudiantil (y no este, en su esencia, es decir no los miles de estudiantes que lo conforman) perdieron todo prestigio, toda imagen de valentía, toda credibilidad y todo poder de convocatoria tras no haber sabido enrumbar a los miles de estudiantes que salieron valientemente a la calle a luchar por un mejor futuro: en lugar de ello, y producto de la implícita influencia de los ineptos personeros de oposición ( Aveledo, Capriles, Henri Falcón, Ledezma, María Corina Machado y Leopoldo López, entre muchos) en sus líderes (Juan Requesens, Gaby Arellano, Eusebio Costa, Sairam Rivas, entre otros), asfixiaron al Movimiento Estudiantil y lo volvieron indefenso y, quizás, hasta irrisorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s