José y su dulce penuria en el Hospital El Algodonal


IMG_4809

José Díaz, ávido por contar su historia, su dulce penuria. Dulce porque no ignora su condición marginal, dulce porque con una luminosa sonrisa cuenta no cómo no consiguió sus medicamentos, sino cómo su familia movió cielo y tierra para conseguírselos. Dulce porque no es que el catre que ocupa en el Hospital Simón Bolívar, en El Algodonal, no es el adecuado para su edad y condición; dulce porque la devota abnegación de las enfermeras le regalan vida al poco tiempo que le queda de esta. Dulce porque no es que su dieta no cumple con los requerimientos mínimos de proteínas para mantenerlo fuerte y sacarlo de su evidente desnutrición; dulce porque encaleta frutas en su mesa de noche y no duda en ofrecérselas a dos periodistas que se metieron en los tejidos lúgubres de la filicida ciudad de Caracas a ver si en efecto hay o no una crisis humanitaria en el país.
Pronto llegará el reportaje sobre los hospitales en Venezuela y no será José, ni Ricardo Molina, ni José Manuel Olivares, ni Eugenia Sader ni Nicolás Maduro o Leopoldo López quienes determinarán si tal crisis existe o solo son «dificultades» de la Revolución.
, ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: